Deporte | Cricket en la Argentina

Diversión para elegidos

Los ingleses lo trajeron al país al mismo tiempo que al fútbol, pero pocos saben de su existencia. Quiénes juegan en la Selección argentina.

Por Mariano Przybylski

PlayStopAnteriorSiguiente

Dicen que la curiosidad es una cualidad indispensable de los periodistas y esta historia tiene que ver con eso. Por esas cosas del ciberespacio, NOTICIAS se cruzó un día con una sección de cricket en un sitio inglés, y ahí nomás surgió la pregunta: ¿Quiénes juegan al cricket en la Argentina? Después de algunas averiguaciones, se produjo el encuentro con la Selección Argentina de Cricket, que está por viajar a disputar un torneo internacional en Miami.

Savage, Forrester, Ferguson, Francis, McDermott, Lord y Ryan son algunos de los apellidos que componen el equipo nacional. Bien podría ser la formación de algún seleccionado inglés de una Copa del Mundo lejana, pero no. Son todos argentinos salvo Gary Savage, un sudafricano que además es el gerente de la Asociación Argentina de Cricket. Para colmo, los clubes a los que pertenecen tampoco ayudan a darnos cuenta de que estamos en Buenos Aires y no en Londres: Hurlingham Club, Belgrano Athletic Club, Lomas Athletic Club o San Albano. El encuentro, un sábado por la mañana en la cancha disponible en el St.George´s College, en Quilmes.

¿Quiénes son? Más allá de algunas excepciones, los apellidos de los 14 jugadores que componen el seleccionado argentino tienen apellidos ingleses y eso ayuda a entender por qué juegan al cricket, un deporte prácticamente inexistente en el imaginario del argentino medio. Más allá de continuar tradiciones familiares, en el caso de los que tuvieron abuelos o padres que practicaban este deporte, el cricket tiene cierta influencia en el círculo de clubes y colegios de origen inglés en donde suelen moverse. La mayoría de los chicos surgidos de esos colegios opta por el rugby, el deporte por excelencia de esa franja social, aunque unos pocos se ven atraídos por el cricket y aceptan ser mirados con caras raras cuando tienen que explicar a qué juegan. “La primera reacción de la gente es de asombro o risa cuando contás que jugás al cricket. Pero después, cuando ven que conocés el mundo gracias a esto, ya te respetan un poco más”, cuenta Esteban “Billy” McDermott, el capitán del equipo, quien se inició en este deporte gracias a un profesor de educación física que tuvo en la escuela primaria (de riguroso origen inglés).

Muchos de los que juegan al cricket suelen hacer a la vez otros deportes en invierno y se dedican al cricket en el verano, que es la época en donde hay competencia. “Yo juego al hockey en Lomas y como el club tiene cricket y mi viejo y mi tío jugaban, me metí también en esto”, comenta Diego Lord, cuyo apellido no hace falta explicar de qué origen es.

La historia. El dato sociológicamente curioso es que el cricket llegó a la Argentina de la misma manera y al mismo tiempo que el fútbol. Lo trajeron los británicos que después de las Invasiones Inglesas arribaron al Virreinato para hacer negocios o trabajar en los ferrocarriles. Ellos traían los dos deportes más populares de su país: el fútbol y el cricket. Por alguna razón, el cricket permaneció dentro de un núcleo muy cerrado de gente, exclusivamente inglesa, mientras que el fútbol se transformó en el fenómeno de masas que es hoy. Quizás la dificultad de sus reglas, comparadas al fútbol, haya tenido su influencia para explicar este fenómeno. Es muy interesante trazar una comparación con Australia, un país con una génesis muy parecida a la nuestra, en donde en la misma época los ingleses también llevaron el fútbol y el cricket. Ahí –sin embargo– hoy el cricket es el deporte más popular, dejando al fútbol con un protagonismo muy escaso.

Argentina. Así las cosas, en nuestro país la mayor parte de la gente no sabe ni siquiera que existe un deporte con ese nombre, y en realidad, estamos hablando del segundo deporte más popular del mundo, en términos de cantidad de seguidores. Esto es así porque en países muy poblados como la India, Bangladesh, o Pakistán, el cricket es el deporte número uno, que llena estadios de más de 50.000 personas.

En la Argentina, se está muy lejos de eso. La liga de Primera División local, que tiene tres torneos entre noviembre y marzo, la juegan sólo 5 equipos: Lomas, Belgrano, San Albano, Hurlingham y el colegio San Jorge. El plantel de la Selección está conformado por 15 jugadores (11 titulares y 4 suplentes), y se eligen entre un universo de 20 o 25 posibles, que juegan y tienen nivel internacional. “Afuera no pueden creer el nivel que tenemos sabiendo la poca cantidad de gente que acá juega al cricket”, explica Diego Lord.

En la Argentina, el deporte es absolutamente amateur. La Selección aprovecha para entrenar los sábados o días de semana a la noche, porque todos sus jugadores trabajan. Incluso para hacer la parte de gimnasio, muchas veces se juntan todos en algún gimnasio céntrico en el horario del almuerzo.

El cricket mundial está dividido en categorías, en donde la elite la conforman países como Australia, Bangladesh, India, Pakistán, Nueva Zelanda o Inglaterra, y luego hay otras divisiones menores. Argentina se ubica en la tercera división, aunque está 13ª en el ranking mundial. En enero del año próximo, en Buenos Aires, participará de un torneo clasificatorio para el Mundial del 2011, un evento al cual hasta ahora nunca pudo clasificarse.

Más Deporte en Noticias

Escuelas de director técnico

Cuando los futbolistas van a clase

Opinión

`Son los jugadores, estúpido´