La base del PBI

La base del PBI

“Nuestras carreras son muy egocéntricas”
Una vida sin límites

Una vida sin límites

Trenes al borde del colapso

Trenes al borde del colapso

“De joven hacía cinturones”
“Este año me volví piadosa y tierna”
La neurosis del ahora o nunca
“Nos fuimos, para decir lo que queremos”
Oyarbide público y privado

Oyarbide público y privado

El profeta de la indignación

“Escribir es una obsesión, tengo el don”

Hay que esperar que Julieta Prandi se despierte, y esperamos. Una hora. Hay que esperar que Juli se maquille, y esperamos. Otra hora. Hay que esperar que dear Julie se cambie, y esperamos. Veinte minutos. Hay que escuchar cómo Julietita nos reta por no haberle traído ropa (“¡Nunca hago producciones con mi ropa!”), y escuchamos. Unos segundos. Se hacen las fotos. Ahora hay que esperar que Julietitita se saque el maquillaje, y esperamos. Cuarenta minutos. Desde acá nuestro sincero agradecimiento: has templado nuestro espíritu, potenciado nuestra paciencia, debilitado nuestra capacidad de ataque. Nos has agotado. Buena técnica, princesa.

Julieta Prandi: Me dijeron que iba a ser una nota soft, porque ustedes siempre son malos.

Noticias: Sí, claro, soft, la idea no es matarte si no hablar de tu vida, repasar tu biografía…
Prandi: Ah, bueno.

Noticias: Contame, entonces, cómo era la pequeña Prandi.
Prandi: Somos dos hermanas, Nati, que también es modelo, y yo. Hacíamos todo juntas, nos vestían a las dos iguales como si fuéramos mellizas, pero de personalidad somos re opuestas: yo soy introvertida y ella es la que va y se hace amiga de todo el mundo, pero en la parte laboral, a mí me ponés una cámara y me enciendo, se me pasa la timidez. Pero mirá cómo son las cosas, cuando nos cambiaron del colegio San Gabriel porque nos habíamos llevado materias yo preferí ir al Comercial con mi hermana para no separarme, pero siempre fui buena con las letras, y lo sufrí. Imaginate, me llevé contabilidad todos los años y mi papá, contador, se la pasaba horas conmigo y yo no pasaba del 5.

Noticias: ¿Y por dónde canalizabas lo artístico?
Prandi: Ya en séptimo grado era loca por el análisis sintáctico, le hacía el examen a todo el curso, y a los 12 empecé a escribir,

Noticias: ¿Tu familia te estimulaba?
Prandi: En realidad no, es una inquietud propia. Hoy no puedo decir que soy escritora, porque me faltan años luz, pero tengo el don de la escritura. Siempre quise ser escritora.

Noticias: ¿Cuáles fueron tus primeras lecturas?
Prandi: No sé… pero ya un poco más de grande me copaba Richard Bach, Rodolfo
Barrios… Bach es el de Juan Salvador Gaviota.

Noticias: Sí, claro.
Prandi: Con mi mejor amiga, Solana, escuchábamos Sui Generis, Almendra, música bien depre, y leíamos a Sai Baba porque a ella le gustaba, ahora nada que ver. Y después me enamoré de Sábato.

Noticias: Ah.
Prandi: “El túnel” lo amé. De grande me enamoré de Clarice Lispector, Alejandra Pizarnik, Benedetti, Pessoa y Octavio Paz. Ahora me traje para leer “De qué hablamos cuando hablamos de amor”, de Carver, y el último libro que leí fue “Madame Bovary“.

Noticias: Uh, pesado, ¿lo terminaste?
Prandi: Me parece que no, que me quedaron algunas páginas. Te sigo contando: en realidad empecé a escribir a los 12 por una historia de amor, pero es una historia triste, lo único que quiero contar es eso, le escribí miles de poemas a un chico.

Noticias: ¿Y se los dabas?
Prandi: Sí, pero algunos no pude.

Noticias: Era tu novio que falleció de leucemia, ¿no?
Prandi: Sí, y después de eso, fueron años de escribir; si antes era un hobby, ahí se convirtió en una obsesión.

Noticias: ¿Publicaste?
Prandi: Algunas cosas en “Zorra/ Poesía”, con seudónimo, pero no tengo ganas de que se conozca eso.

Noticias: ¿Por qué con seudónimo?
Prandi: Porque quería tener una especie de juicio más allá de mi nombre. También publiqué algunos artículos en “Lea” y en “La mujer de mi vida”, ahí sí con mi firma, el puente me lo hizo mi profesora de taller, Valeria Iglesias.

Noticias: ¿Te mata el prejuicio de ser modelo y escribir poesía?
Prandi: No, ya no, estoy acostumbrada a que hagan chistes. Pero por eso tampoco quiero hacer alarde, no me quiero aprovechar de mi nombre, ¿sabés las veces que me llamaron de editoriales? Y a mí no me interesa, estoy buscando editoriales chiquitas.

Noticias: ¿Te gusta lo que escribis?
Prandi: Hoy por hoy, me encanta.

Noticias: ¿Y no lo subís a un blog?
Prandi: Sí, armé uno que se llama “nena de brazos cruzados” (debrazoscruzados.blogspot.com)

Noticias: ¿Y por qué estudiaste Ciencias de la Comunicación y no Letras?

Prandi: Porque la pifié: no me pude anotar en el CBC de Martínez para Letras y me dijeron que Comunicación era lo más parecido, pero ni siquiera terminé el año, porque empecé a trabajar con Ricardo Piñeiro. En realidad, yo había hecho un casting para Rever Pass con fotos que hicieron Machado-Cicala, y ellos se las mandaron a Piñeiro sin que yo supiera. Así que un día me llaman y me dicen: “Hola Julieta, te habla Ricardo Piñeiro”…

Noticias: ¿Te gustaba la idea de ser modelo?

Prandi: Fui por curiosidad, no perdía nada. Y al mes quedé para hacer Cacharel y By Deep… ¡Al mes! Y ese mismo año hice el casting en revista “Gente”. Fui, me pusieron una bikini y un jean roto…

Noticias: ¡El famoso hot jean!

Prandi: Sí, ahí la conocí a Loli López, a Susana Sadej y a Pampita, que no era nada famosa. Hicieron quince opciones de tapa y quedamos Susana Sadej y yo en hot jeans. Escándalo. Fue una tapa de la que se habló mucho. Me acuerdo de que un día salgo a la heladería de la esquina y me veo en un cartel gigante ¡divina! Y el heladero, que me conocía de chiquita, me mira y me dice: “Ah, bueno, cómo creció la nena”. Nos mandaron a lo de Tinelli, Mirtha, Susana, Georgina Barbarossa. Y ahí arranqué: mi primer verano en Punta de Este, mi primer desfile de Giordano, abriendo un montón de pasadas, increíble.

Noticias: Un hit el hot jean.
Prandi: Sí, y de ahí me llaman para un casting en Telefe. Yo nunca había hecho ni una publicidad, así que fui re martirizada, re obligada. Entré y había un actor, un sillón y Guillermo Francella detrás de un televisor para ver cómo daba en cámara. Y cuando lo vi a Guillermo me quedé con la mente en blanco. Me decían: tenés que seducir al actor, pensá que es el papá de tu amiga.

Noticias: ¿Y qué hiciste?
Prandi: Tenía dos opciones: tirármele encima y hacerme la femme fatal o hacerme la aniñada, que era lo que mejor me salía, porque en ese momento estaba completamente cohibida. Y lo jugué por ese lado: a cara angelical, de ingenua.

Noticias: Y ahí surgió “la nena fatal”.
Prandi: Sí, me encasillaron y no me dejaron salir de ahí, pero para mí es un orgullo ese personaje, que lo hayan repetido cuatro años sin parar, que sea lo único que se ve en Cuba, pensá que me nominaron para los Martín Fierro como revelación…

Noticias: ¿Sabías que eras tan cómica?
Prandi: No, lo descubrí ahí. Y después lo potencié en “No hay dos sin tres”, donde hice miles de personajes y ya no me importaba si me ridiculizaban. Total, para salir linda podía estar en una revista. Y en “El ojo cítrico” también hago humor.

Noticias: ¿Seguís siendo pudorosa, prohibiendo desnudos por contrato?
Prandi: No por contrato, pero se habla, me da pudor hacer desnudos, además, en el humor no es necesario, no me da ganas de que me digan: “Mañana te toca una escena de cama con Pirulo”.

Noticias: ¿Quedaste traumada con lo del topless?
Prandi: Mirá, hice topless una sola vez en mi vida y es algo que quisiera olvidar. Ese día estábamos con algunas modelos haciendo topless en lo de Ricardo, yo me quedé diez minutos más y tuve la mala suerte de que los de “Caras” le estaban haciendo una guardia a Mascardi y con el teleobjetivo vieron una manchita rubia … No sabés lo que lloré por esa foto, mi papá no me habló por dos semanas…

Noticias: ¿Tanto, por un topless?
Prandi: Es que no tenía ganas de que me vieran así, es algo mío.

Noticias: Hiciste algunos juicios porque te asociaban con sitios de pornografía, ¿no?
Prandi: Somos varias modelos las que iniciamos juicio a Google y a Yahoo, porque promocionan sitios de pornogarfía con nuestros nombres. No sé a quién se le ocurrió, pero un día me llamó el abogado Martín Leguizamón y yo le dije que me incluyera en la causa, obvio. Y también le hice juicio a Venus Bolivia, porque en la revista vendían la señal con una foto mía en bikini. Viajamos a Bolivia con Martín Leguizamón y Mariano Cúneo Libarona, que es mi abogado en la parte penal, se levantaron todas las revistas, y ahora sigue la demanda. Tengo una imagen súper cuidada, así que no voy a permitir que venga un hijo de puta, baje una foto de internet y la use para pornografía. Aparte, es una humillación. Hay cosas que sólo quiero que vea mi novio, además.

Noticias: ¿Seguís con Gastón? Había rumores de separación.
Prandi: Había, ya nos hicieron fotos juntos y todo.

Noticias: ¿Y qué planes tienen? ¿Van a convivir?
Prandi: Me acabo de mudar sola a Núñez, así que quiero disfrutar eso. Me mudé a un tres ambientes por Malo, mi perro: desde los 15 quería tener un bulldog francés al que ya había bautizado Malo. Y un día apareció Raul (Portal) con el perro que tenía una remera que decía “Malo” y me puse a llorar, me re emocioné. Ahora es como mi hijo, duermo con él.

Noticias: ¿Sos ama de casa?
Prandi: Soy un desastre, todavía no tengo el timing y se me pudren las cosas en la heladera. Igual, las primeras noches por ahí le cocinaba a Gastón.

Noticias: ¿Cuál fue la primera comida?
Prandi: Pollo a la mostaza con papas a la crema. Salió buenísimo.

Noticias: ¿Con velas y todo?
Prandi: Sí, divino, le encantó.

Noticias: ¿Él lee tus poemas?
Prandi: Lee todo, lee muchísimo, se traga los libros.

Noticias: ¿Te conquistó hablándote de algún escritor?
Prandi: No, pero como también sabe mucho de cine…. Te suena…eh, ya te digo el nombre… Kieslowski?

Noticias: El famoso decálogo de Kieslowski
Prandi: Sí, tiene que ver con nuestro comienzo.

Noticias: ¿Por qué?
Prandi: No te digo.

Noticias: Dale.
Prandi: Bueno, porque yo tenía que ver unas películas para el taller de escritura y nos pusimos a hablar de Kieslowski, así empezamos.

Noticias: Qué bien.
Prandi: Sí, bien.

Noticias: ¿Viste que no te matamos en la entrevista?
Prandi: Es verdad.